Finalista Premio Planeta 1976

  • La buena muerte
  • Alfonso Grosso
  • Volver
Finalista Planeta 1976Autor Finalista Planeta 1976
  • La buena muerte

    La novela presenta en su inicio cuatro historia paralelas de otros tantos personajes: un profesor universitario español que enseña en Alemania, un asesino profesional que también procede de ese país, un ex legionario que vive en Marsella y a quien también se encarga la misión de asesinar a alguien y un poderoso hombre de negocios de origen gallego. Todos ellos, junto con otras muchas figuras novelescas de carácter más secundario, coinciden en la Costa del Sol, donde sus vidas se entrelazan caprichosamente por obra del azar.

    Manejando con cierto desenfado irónico y una evidente intención de parodia los temas habituales de la novela de intriga, con sus venganzas, sus asesinos a sueldo y las sorprendentes peripecias de la acción, Alfonso Grosso ha escrito un libro lleno de vida y de dinamismo en el que se injerta una aguda crítica de las situaciones españolas derivadas de la guerra civil. El relato, que posee una innegable categoría literaria, interesa, sorprende y mantiene en vilo hasta su desenlace.

  • Alfonso Grosso

    Alfonso Grosso nació en Sevilla en 1928. Estudió Filosofía y Letras durante dos años, aunque finalmente acabó obteniendo el título de profesor mercantil en la Escuela de Comercio, en 1950. Al año siguiente, empezó a escribir poesía y a publicar sus primeros relatos. En 1959 abandonó su trabajo en la Administración y se trasladó a Barcelona. También en 1959 recibió el Premio Sésamo de cuentos.

    En los años inmediatamente posteriores, viajó por Europa (1960), navegó por el Atlántico Sur (1961) y en 1962 llegó a Suecia, invitado por el cineasta Ingmar Bergman, y fijó su residencia en Estocolmo. Desde allí continuó sus viajes por diversas ciudades europeas, que, entre otras cosas, le permitieron leer autores prohibidos en España. En 1966 realizó un viaje a Cuba para formar parte del Jurado del Premio Nacional de Literatura. A su regreso fue a vivir a Madrid, donde trabajó, de 1968 a 1973, en una agencia de publicidad.

    Como escritor, su primera novela fue La zanja (1961). Después siguieron Un cielo difícilmente azul (1961), Testa de copo (1963), El capirote (1964) y Los días iluminados (1965). Publicó además tres libros de viajes: Por el río abajo (1960), Hacia Morella (1961) y A poniente desde el Estrecho (1962), realizados en colaboración con Armando López Salinas, José Agustín Goytisolo y Manuel Barrios, respectivamente.

    A partir de mediados de la década de los sesenta, su estilo literario sufre importantes cambios, y utiliza fórmulas narrativas de mayor complejidad. Inés just coming (1968), inaugura esta nueva etapa del escritor. Las mismas tendencias aparecen en Guarnición de silla (1970) y Florido mayo (1973).

    Ya en la década de los setenta regresó a una línea menos experimental con libros como La buena muerte (1976), Los invitados (1978). Ambas obras fueron finalistas del Premio Planeta. A partir de 1980, su producción literaria se acelera, y publica una novela por año, o incluso dos.

    Tras una larga enfermedad, falleció en Valencia de la Concepción, Sevilla, en 1995.

    www.juntadeandalucia.es/cultura/opencms/opencms/system/galleries/download/bibsevilla/alfonsogrosso.pdf