Ganador Premio Planeta 1988

  • Filomeno, a mi pesar
  • Gonzalo Torrente Ballester
  • Volver
Ganador Planeta 1988Autor Ganador Planeta 1988
  • Filomeno, a mi pesar

    Filomeno, gallego de origen portugués por parte de madre, es un personaje de incierta y compleja personalidad, lo cual se refleja en un nombre de pila indeseado que suena a ridículo y en el uso habitual de sus diferentes apellidos según la situación y el país en que se encuentra. Tras estudiar Derecho en Madrid, se traslada a Londres para trabajar en un banco, es corresponsal de un periódico portugués en París y, después de residir en Portugal durante la guerra civil española, acaba volviendo a la Galicia donde nació. En el curso de estos viajes, y mientras la historia de Europa se va ensombreciendo progresivamente, Filomeno tiene experiencias de todo género que le hacen madurar y se enamora varias veces. Este itinerario personal forja la personalidad del protagonista, y constituye un hondísimo retrato que en la pluma de Gonzalo Torrente Ballester se enriquece con sugestivos matices de observación e ironía.

    Extraordinaria novela en la cual lo real y lo misterioso, la tragedia y el humor, el curso de una azarosa vida y la trama de la historia contemporánea se mezclan en una armoniosa síntesis de arte narrativo y verdad humana para darnos una de las grandes obras maestras de su autor.

    «El Filomeno Freijomil que se desdobla en Ademar de Alemcastre para disfrazar su desasosiego, no es sino expresión de ese juego de máscaras en el que el hombre moderno necesita refugiarse para afrontar el dolor de su propia inconsistencia» (Juan Manuel de Prada).

  • Gonzalo Torrente Ballester

    Gonzalo Torrente Ballester, nacido en El Ferrol, Galicia, en 1910, fue uno de los grandes escritores de la literatura española contemporánea o, como acuñó Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española, «el señor de las letras».

    Cursó el bachillerato en la ciudad de su nacimiento y se licenció en Ciencias Históricas en la Universidad de Santiago, en cuya facultad ejerció, muy poco después de licenciarse, como profesor.

    Ya como catedrático de Lengua y Literatura, también desempeñó su labor educativa en otras universidades españolas. En 1947 se trasladó a Madrid, donde residió sin interrupción hasta 1962.

    Cultivó tanto el ensayo como la crítica, el teatro, el relato y, sobre todo, la novela. En 1957 apareció El señor está por llegar, premio de la Fundación Juan March, y el primer volumen de Los gozos y las sombras, trilogía novelesca que se continuó con Donde da la vuelta el aire, en 1960, y La Pascua triste, en 1962. Las tres novelas fueron llevadas a la televisión en forma de serie, con un apabullante éxito de crítica y público.

    Don Juan, en 1963, y Off side, en 1969, son los títulos que siguieron. En 1964 se trasladó de Madrid a Pontevedra, y dos años más tarde a Estados Unidos, donde ejerció de profesor de Literatura Española. A su vuelta, trabajó como profesor en un instituto de Salamanca.

    Otros títulos que destacan en su obra son: La saga/fuga de J. B., Premio Ciudad de Barcelona y de la Crítica1972; Fragmentos de Apocalipsis, con el que repitió nuevamente el Premio de la Crítica en 1977; La isla de los Jacintos Cortados, Premio Nacional de Literatura 1980; Yo no soy yo, evidentemente (1987); Filomeno, a mi pesar, que obtuvo el Premio Planeta 1988; Crónica del rey pasmado (1989), que dos años después llevaría al cine Imanol Uribe y que consiguió ocho premios Goya; La novela de Pepe Ansúrez, que fue premio Azorín 1994, o Doménica, su última publicación, un relato para niños en el que la imaginación y la fantasía son los auténticos protagonistas.

    Fue nombrado Caballero de la Orden Santiago de la Espada, máxima condecoración a las Artes de la República de Portugal, así como Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana, en 1992, y obtuvo el Premio Castilla y León de las Letras en 1995.

    Entre sus numerosos reconocimientos destacan el Premio Cervantes de Literatura en 1985, y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, ex aequo con Miguel Delibes, de 1982.

    Torrente Ballester falleció la noche del 27 de enero de 1999 en su casa de Salamanca.

    www.gonzalotorrenteballester.es

  • PlanetadeLibros.com